Este libro que ahora tiene en sus manos es la historia real, de cómo es crecer en una familia donde la violencia y el alcohol controlan toda la vida. Mi consuelo y salvavidas cuando era niño era encontrar el efecto sorprendente del alcohol y las drogas en las mentes. Con el solo fin de evitar sentir todo ese enorme dolor que existía dentro de mi familia. Ya de joven empecé a usar drogas duras como la heroína.

Pero encontré la salida de la miseria, y sobreviví.

Mi deseo es que con la ayuda de este libro, un drogadicto comprenda que existe la posibilidad de salir de la adicción.

También quiero plantar una semilla en los desesperados familiares, que les muestre que existe la oportunidad de obtener ayuda. Si se tiene la voluntad, y se está dispuesto a recibir la ayuda que existe.

Kimmo Harjula